El sexo y la persona soltera

Hombres solteros evangelicos 50512

La vida sexual de una persona que no es casada es una gran preocupación para Dios. Aunque te rebeles contra su posesión, le perteneces a Dios. Él te hizo y tiene el derecho absoluto de decirte lo que es bueno para ti.

¿Por qué Dios inventó el deseo sexual?

Los paganos podían convertirse en dioses por medio de desenfrenos sexuales. Lo que estamos observando hoy en la biografía de nuestra presente cultura, es la forma repetitiva de un nuevo ciclo de corrupción moral y espiritual. Del mismo modo, como si se tratara de una epidemia que se propaga, es una de las mayores causas del embarazo adolescente. No olvidemos que la sexualidad humana también fue afectada con la fea mancha del culpa. Nuestra discusión puede comenzar a figurarse en las personas solteras. Luego, personas solteras son: » Jóvenes no casados que esperan o tienen planes de contraer matrimonio.

El impulso sexual como lo planeó Dios

Esa fuerza poderosa es el impulso venéreo. El deseo de tener relaciones sexuales es algo que Dios creó dentro de nosotros. No es sucio tampoco malo. El deseo sexual fue abstracción de Dios—no nuestra. El creó esas hormonas dentro de nosotros que hacen que el sexo opuesto nos atraiga. Las relaciones sexuales, como las diseñó Dios, son hermosas. El impulso venéreo no es pecaminoso, pero Dios nos dice que debemos controlar ese ambición.

452 453 454 455 456
Back To Top
×Close search
Search